Cómo ser feliz a través de la sonrisa

Si te gusta, ¡ compártelo !

¿Has pensado alguna vez que posees y eres dueño de una habilidad que se puede disciplinar, que revierte en establecer una gran sintonía en las relaciones humanas y que además te hace sentir muy bien contigo mismo? Me refiero a la maravillosa SONRISA

DEFINICIÓN DE SONRISA: Gesto de alegría, felicidad o placer que se exterioriza curvando la boca hacia arriba como si se fueses a reír, pero levemente y sin emitir sonido.

La sonrisa es la BIENVENIDA INTERNACIONAL

Es el primer gesto que se produce de forma inconsciente cuanto hay un encuentro entre 2 personas que sintonizan y es la comunicación paraverbal que más éxito produce. Crea una gran influencia en nuestras relaciones sociales y en nuestra forma de percibir las circunstancias.

Tiene múltiples efectos, tanto psicológicos como mecánicos. Paso a enumerarlos:

Efectos Psicológicos: Crea cercanía, confianza, seguridad, ganas de compartir, buen clima, crea empatía instantánea y valga la redundancia, activa la atención en la escucha activa.

Efectos Mecánicos: Tiene grandes y positivos efectos para el organismo. Por ejemplo refuerza el sistema inmunológico, facilita la vocalización, ayuda a facilitar una respiración apropiada. También estimula los músculos faciales, pues para sonreír solo se necesitan aproximadamente 12 músculos de los 43 que tenemos en total en el rostro. Cuando te enfadas utilizas todos los músculos además de los del cuello, hombros y brazos..osea demasiada tensión.

Si te pones a pensar, ¿cuántas  ideas relacionadas con la sonrisa te vienen a la cabeza?:

  • La Risoterapia (Terapia través de la risa)
  • El Doctor Patch Adams (fue el primer Médico que investigó los efectos beneficiosos de la sonrisa en el organismo). Te sugiero que veas la película homónima de 1998 basada en la historia de la vida de este prodigioso Doctor. dirigida por Tom Shadyac, protagonizada por Robin Williams,
  • El emoticono de Smile (patente española con repercusión mundial y mucha influencia en la forma de demostrar por escrito nuestros sentimientos). Por ejemplo: El primer emoticono del whatsapp, seguro que es el que utilizas con más frecuencia ¿puedes contar cuantos veces lo usas al mes?)
  • El Himno de la Alegría (Se remonta a 1785 y fue un poema de Schiller y que en principio se llamó Oda a la Libertad pero fue censurado y cambió el nombre, Beethoven se inspiró en él para escribir su homónima novena sinfonía. En 2003 la UNESCO lo declaró Patrimonio Cultural de la humanidad.

Está comprobado científicamente que cuando sonríes, el organismo no detecta si es verdad o mentira que sientes alegría, solo manda un mensaje rápido al cerebro para que empiece a segregar sustancias placenteras, que te ayudan día a día a encontrarte más feliz y más contento.

¿Sabes? Las áreas infantiles de los hospitales, cada semana reciben visitas de payasos, títeres, ilusionistas….Estos voluntarios hacen su espectáculo con el firme propósito de que los niños sonrían y así se refuerce su sistema inmunológico y se encuentren mejor dentro de su delicada situación.

La sonrisa es bastante contagiosa y pone en activo nuestras hormonas espejo, como cuando bosteza alguien y tú lo haces a continuación

¿Quieres comprobar cómo se te contagia? Pues dedica unos pocos minutos a este vídeo y sonreirás:

SUGERENCIA: Sonríe cada mañana como mínimo un minuto, tu vida y tu gente lo agradecerá. Para que el cerebro registre la alegría debes mantener el gesto positivo como mínimo un minuto

Para terminar y que puedas reflexionar te dejo una maravillosa poesía sobre la sonrisa del gran filósofo Ghandi, es una valiosa recopilación del poder de una sonrisa.

“EL VALOR DE UNA SONRISA”

Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho.

Enriquece a quien la recibe sin empobrecer al que la da.

No dura más que un instante pero su recuerdo perdura para siempre.

Crea felicidad en el hogar y favorece el trato en las reuniones.

Elimina el cansancio, es amanecer del desánimo y crepúsculo de la tristeza.

Es el mejor antídoto natural contra los problemas.

No puede ser comprada, suplicada, prestada, ni robada pero es el bien más valorado de la tierra cuando se da sin pedir nada.

Nadie es lo suficientemente rico como para que no necesite una sonrisa, ni lo suficientemente pobre como para no dar una de las suyas.

Cuando los demás estén cansados para dar una sonrisa, démosles una de las nuestras pues nadie necesita tanto una sonrisa, como aquel que no tiene ninguna para brindar.

Espero que haya sido de tu interés.

¡HÁZMELO SABER Y SONRÍE!

Gracias por tu atención y participación.

Si te gusta, ¡ compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *